La última palabra la tienes tú | Soledad Ruz

Quizás le mires y no entiendas su fisonomía o te cause un cierto desasosiego, si levanta un brazo en un quejio por seguiriya no es igual que el de muchos otros brazos, como decía Dali.."No tengas miedo a la perfección, nunca la alcanzarás".... El miedo nos atrapa y paraliza, nos hace ir hacia atrás y evitar lo diferente, lo que conocemos nos hace sentir bien, en sintonía con "nuestras vidas"... Pero en esta nuestra tierra, existe la diversidad, lo que viene al mundo a demostrar que tu y yo somos uno más de la paleta de colores que conforman el universo. Este sistema se encarga de inflarte el ego para que te creas más que tu prójimo por el hecho de tener ciertas capacidades y aptitudes estandarizadas. La diversidad bien comprendida es un concepto a trabajar continuamente ya que estamos expuestos todos los días a como debe ser el modelo a seguir. Camaron fue incomprendido en sus tiempos, Picasso un revolucionador en sus composiciones abstractas. Hasta que el oido y la vista de las personas fueron adaptándose a nuevas formas de comprender el arte, ¡No pasaron a ser genios! Por supuesto la invitada de este post no pretende ser un genio solo reivindica que LE DEJEN SER.


Pensamientos al aire -Mentxu Arrieta-

Sole,Yo quiero bailar!

Desde muy pequeña el flamenco ha sido la música que me ha acompañado,embrujado. Me hace tocar fondo en el ámbito de los sentires y sentimientos, lo que me transforma física y espiritualmente. El Duende del flamenco te sube, te baja, no te deja impasible, tiene mucha fuerza, es muy vivo e intuitivo, tiene carácter y presencia. Nunca he necesitado esperar nada del flamenco porque siempre me he sentido acogida por él, ¿que más puedo pedir? Es como la sinergia, más que la suma de las partes, me inunda toda. Pienso que en esta vida cada persona esta llena de capacidades a nivel físico, psíquico, personal , etc..., no obstante, no podemos pretender ser buenos en todo. Yo, por ejemplo, no sé que es caminar ni controlar mis movimientos pero eso no quita que pueda llevar una vida normal. Realizo las cosas a mi forma, sin ser una carga para nadie y a quién le moleste pues...que no mire.

Cuando me dicen que no estoy capacitada para algo, pienso que la última palabra la tengo yo porque quien mejor conoce mi persona y mis capacidades soy yo misma. La sociedad esta llena de ignorancia, nos ha hecho creer que las personas con alguna diversidad funcional no valemos para nada y somos una carga para dicha sociedad. Solo sé que cada persona tiene una función en esta sociedad y eso ya me vale. Si yo estoy bien conmigo misma, respeto a los demás y dejo libertad, lo demás vendrá por añadidura. ¿Quién esta totalmente incluido en esta sociedad? La sociedad esta formada de mucha diversidad de personas (diferentes culturas, distintas maneras de pensar y actuar), pero al sistema no le interesa demasiado este hecho. No me planteo si estoy incluida o no, ¿para qué? Es una perdida de tiempo y no me hace vibrar. Grito a los cuatro vientos que no soy normal, dudo de dicho concepto y tampoco quiero serlo. Quiero seguir siendo yo con mis éxitos, mis errores, mis carencias y mis cualidades y romper esquemas con cierta provocación.